3 juegos para celebrar la Pascua en el jardín

Se acerca el final de la Semana Santa y de las abstinencias de la Cuaresma, para dar paso a la festividad de Pascua.  Tradicionalmente los padrinos, o los abuelos, regalan la mona a los niños el Domingo de Pascua y es costumbre, el lunes de Pascua, salir al aire libre a comer la mona y a jugar

La mona es un postre de gran tradición en todo el Mediterráneo, aunque existen otras variantes en otras zonas de España.  Durante el siglo XIX en Europa, originalmente en Alemania, Italia y Francia, se empezaron a preparar huevos de chocolate con algún regalo dentro.  Esta tradición recorrió toda Europa y se arraigó fuertemente en España.  Desde entonces el huevo de chocolate ha ido evolucionando dando paso a una gran variedad de figuras de chocolate.

Sin embargo, antes de la introducción del huevo de chocolate el adorno era hecho con un huevo duro, costumbre que se sigue manteniendo en la Comunidad Valenciana.  No se sabe exactamente por qué se utiliza un huevo, aunque existen numerosas referencias en la mitología de diferentes culturas en las que el huevo es un símbolo de nacimiento, renacimiento o fertilidad.

En la Comunidad Valenciana, el lunes de Pascua es costumbre salir con la familia o con un grupo de amigos de excursión al campo, o al jardín, y pasar la tarde comiéndose la mona y jugando.  Tenemos también la costumbre de estampar el huevo en la frente de alguien cuando esté despistado, así que pasamos una tarde muy divertida esperando a que todos los huevos sean rotos.  Después ya solo queda jugar hasta que lo permita la luz del día. 

Y para que no os quedéis sin ideas, aquí os proponemos 3 juegos para disfrutar esta Pascua:

El pañuelo

Para este juego se necesita un pañuelo, o en su defecto una chaqueta o bufanda.  Una persona será el palo, o la encargada de dirigir el juego, y el resto se dividen en dos equipos y asignando un número a cada jugador (por ejemplo, si los equipos son de 6 personas, cada equipo asignará los número del 1 al 6 a sus components).  El palo se situará en el centro, a la misma distancia de un equipo y del otro, y llamará a un número.  El número llamado de ambos equipos correrá al centro para coger el pañuelo y volver con su equipo antes que su contrincante lo haga.  El jugador que no consigue el pañuelo queda eliminado y algún componente de su equipo se tiene que quedar con su número.  El juego sigue hasta que un equipo pierde a todos sus componentes.

El teléfono loco

Existen varias variantes, aunque os vamos a explicar una de las más sencillas.   Todos los participantes se sientan en un círculo, la persona que empieza dice una frase al oído del que tiene a su lado lo más rápidamente posible (sin perder claridad); el mensaje se va pasando de la misma forma hasta llegar a la última persona, que dirá la frase en voz alta.  La persona que ha comenzado el juego deberá corroborar si es la misma o no.

Saltar a la comba

Necesitamos haber traído una cuerda larga, o cordino, con nosotros.  Este es un juego dinámico y divertido, sobretodo si somos muchos.  Dos personas serán las encargadas de rodar la comba y el restó se pondrá en una fila en uno de los lados, cuando la primera persona inicie el juego entrando y haciendo un bote en el centro de la comba, el resto de participantes deberá seguir sin perder turno, ni enredarse con la comba.  Si alguien pierde el turno o se enreda quedará eliminado.  Los participantes que no son eliminados cuando acaban de saltar se colocan en el lado opuesto de la comba, para cuando acaben todos empezar desde el lado opuesto (eso sí, sin perder el turno).

Esperamos que estos juegos hagan vuestra Pascua más entretenida.

Y vosotros, ¿cómo celebráis la Pascua en vuestra región?

No hay comentarios

ENVÍA UN COMENTARIO